Depuradores de algas: control de fosfatos y nitratos

Nuevo número y con él nuevo artículo de control de nutrientes en nuestros acuarios. Esta vez, tomando el relevo del artículo anterior donde hablábamos sobre el uso de reactores de algas (https://www.coralesymarinos.com/reactores-de-algas-en-el-acuario-marino/), hoy vamos a hablar sobre el uso de depuradores de algas, dispositivos de funcionamiento muy similar, para mantener los nutrientes controlados ayudándonos de los procesos naturales.

De nuevo, para entender el funcionamiento de la exportación de nutrientes en el acuario, cabe recordar el mecanismo principal que permite que esto se lleve a cabo, que es la fotosíntesis. Este proceso bioquímico es mediante el cual los organismos vegetales utilizan la energía solar para absorber nutrientes inorgánicos del medio (entre ellos los odiados fosfatos y nitratos) y con ellos construir su propio alimento, es decir, materia orgánica que van incorporando a sus estructuras vitales.

Este proceso bioquímico, que fue el precursor de la vida en El Planeta Tierra, es el que nosotros vamos a aprovechar en nuestro acuario para eliminar todo ese excedente de nutrientes, que si los dejáramos en él nos ocasionarían problemas de aparición masiva de algas y ciertos inconvenientes con nuestros corales. Y esta vez explicaremos el funcionamiento de los depuradores de algas para este cometido.

DEPURADORES DE ALGAS

Estos equipamientos, al igual que los reactores de algas, actúan como filtros biológicos. La diferencia con los primeros es que en los depuradores (conocidos también como “algae scrubber”) no se utilizan macroalgas y no debemos introducirlas nosotros, sino que aprovechamos las microalgas (organismos fotosintéticos, unicelulares vegetales que se encuentran en la columna de agua) presentes de forma natural en nuestro acuario para que vayan absorbiendo todos esos nutrientes que ellas necesitan en su proceso de desarrollo.

Pero ¿qué diferencia hay entre tener microalgas libres en el acuario o tenerlas en el depurador de algas? Pues que básicamente estos dispositivos recrean unas condiciones de crecimiento ideales para que esas microalgas que pasan a través de él, se queden y vayan creciendo en su interior, concentrándose todas en un sistema controlado, eliminando su contribución y colonización de la urna principal, a la vez que van eliminando el excedente de nutrientes mientras los van absorbiendo para ir desarrollándose.

Sin duda alguna, al igual que los reactores, los depuradores de algas suponen una gran mejora respecto a los refugios de algas convencionales, y su funcionamiento es el siguiente:

FUNCIONAMIENTO

Estos dispositivos son pequeñas “cámaras fotosintéticas” donde a través de una tubería de entrada se bombea agua desde interior del acuario, rica en nutrientes, hacia el interior de la cámara principal.

El agua cae desde la parte superior del dispositivo atravesando una lámina perforada de material plástico y llenando la cámara que cuenta con paredes plásticas transparentes, en cuyo exterior hay una potente fuente lumínica.

Este flujo de agua arrastra consigo esos nutrientes, pero también a las microalgas contenidas en ellas que, al encontrarse con plena disponibilidad de luz y además plena disponibilidad de dichos nutrientes, se anclan a la lámina y van creciendo sobre esta, en lugar de sobre las superficies de la urna principal.

Con el paso del tiempo, la lámina plástica se va recubriendo de una gruesa capa viscosa, formada por la colonia de microalgas adheridas a ella, lo que consigue dos cosas: 1) eliminar las microalgas de la urna principal y contenerlas en un dispositivo controlado, y 2) que toda el agua que va cayendo sobre esa capa de microalgas ya establecida, se vaya filtrando poco a poco, siendo devuelta al acuario a través de una tubería de salida, completamente limpia y depurada.

DEPURADOR DE ALGAS AQUA OCEAN

Obviamente, para que un depurador de algas sea lo más eficiente posible, debe contar con una serie de características que permitan un desarrollo eficiente de las microalgas en su interior y unas prestaciones que maximicen el funcionamiento del aparato. A continuación, presentamos las características a destacar del modelo de depurador de algas Aqua Ocean:

 FLUJO DE AGUA

Este punto es clave para el buen funcionamiento del dispositivo, pues un flujo demasiado rápido puede dificultar el anclaje de las microalgas en la lámina perforada y puede disminuir la eficiencia de depuración.

En el caso de estos dispositivos es preferible un flujo de agua moderado, que permita el buen asentamiento de todas las microalgas en dicha lámina, y posteriormente que aumente el tiempo de contacto del agua con las microalgas, para favorecer la absorción de los nutrientes por parte de estas.

En el caso del depurador de algas Aqua Ocean la entrada de agua a la cámara principal se produce desde la parte superior del dispositivo, saliendo longitudinalmente por toda la superficie de una tubería horizontal y cayendo desde arriba a modo de cascada y atravesando toda la lámina.

De esta forma se potencia que la caída de agua se realice de manera uniforme por toda la superficie de la lámina y el contacto con el agua sea más lento y completo, para que el asentamiento de microalgas y la posterior absorción de los nutrientes sea la mayor posible. Además, el sistema de entrada cuenta con una llave de flujo con la que se puede modificar la velocidad y cantidad de entrada de agua al aparato.

LUZ

La luz es otro factor clave en un depurador de algas, pues es la fuente de energía que permitirá a las microalgas realizar la fotosíntesis y por lo tanto absorber nutrientes. En este dispositivo la calidad y la cantidad de luz que le llegan a estos pequeños organismos fotosintéticos se ha optimizado para conseguir un rendimiento total.

En el depurador de algas Aqua Ocean la luz la proporcionan dos o más potentes focos LEDs colocados a cada lado de la cámara principal, cubriendo de forma exacta dos ventanas de plástico transparente mediante las cuales hacen pasar la luz al interior. Estos LEDs principalmente emiten luz roja que se encuentra en el espectro PUR de las plantas (“Photosynthetically Usable Radiation” – Radiación fotosintética utilizable), lo que hace que la aprovechen completamente para realizar la fotosíntesis, sin malgastar energía en otras luces que no absorben del todo bien. La colocación de los focos permite una mejor concentración y focalización de la luz en toda la superficie de la lámina perforada, haciendo que las microalgas crezcan y se concentren en esa zona, evitando colonización de microalgas en el resto del dispositivo, haciendo más fácil su limpieza y mantenimiento.

La ventaja de tener focos LEDs es que, a pesar de la gran potencia que presentan, no emiten calor excesivo que pueda dañar el producto ni a las microalgas del interior, y además tienen una larga vida útil y no van perdiendo espectro lumínico con el paso del tiempo, proporcionando siempre un espectro ajustado y adecuado para la fotosíntesis de los organismos.

MANTENIMIENTO Y SEGURIDAD

Por último, otro de los puntos a tener en cuenta respecto a la calidad de un dispositivo es su facilidad de mantenimiento. En este caso el dispositivo es completamente desmontable, por lo que cada una de sus piezas puede extraerse con facilidad y limpiarse cuando así se necesite. El dispositivo de salida de agua y la malla perforada tienen un sencillo sistema de colocación que permite que se pueda retirar fácilmente cuando la malla se sature con demasiadas microalgas, y además la llave de flujo de entrada permite poder cerrar el paso de agua para así no tener de desconectar todo el dispositivo cuando se va a realizar algún ajuste en el interior de la cámara principal.

Por otro lado, la parte superior cuenta con una tapa que se ajusta perfectamente y evita las salpicaduras de agua y la pérdida por evaporación, pero a la vez cuenta con una pequeña ventana con filtro azul que nos permite vigilar el estado y funcionamiento en el interior de la cámara, pero minimiza la salida y pérdida de luz en ella.

Por último, en la zona de la salida de agua hacia el acuario, el depurador de algas Aqua Ocean cuenta con una doble salida como desagüe de emergencia, de esta forma, en caso de taponarse la primera salida por acumulación de suciedad o masa de microalgas, este desagüe permitirá la salida del excedente de agua evitando que se vaya acumulando y pueda desbordarse por la parte superior del dispositivo.

CICLO DE LA LUZ

Y para terminar, como consideración a tener en cuenta, para beneficiarnos al máximo del depurador debemos controlar el periodo de funcionamiento y luz, teniendo en cuenta ciertas consideraciones. Como ocurre con los reactores de algas, lo ideal es encender las luces de estos dispositivos justo cuando se apaguen las luces de nuestro acuario, en el conocido ciclo inverso de luz. De esta forma en las horas de oscuridad del acuario, cuando la fotosíntesis cesa y solo prima la respiración de todos los organismos, que produce CO2, ponemos en funcionamiento el depurador y con él la fotosíntesis en el interior de su cámara. Con ello estamos contrarrestando el CO2 que se está acumulando en la urna principal por los procesos de respiración, con la absorción del CO2 por parte de las algas debido a la fotosíntesis, y gracias a esto conseguimos mantener el KH y pH estables, evitando esas pequeñas bajadas que se producen de forma normal en los ciclos nocturnos.

Con todo esto concluimos el artículo hablando sobre los depuradores de algas, una forma curiosamente natural de eliminar nutrientes de nuestro acuario, utilizando para ello uno de los procesos más antiguos de la naturaleza, la fotosíntesis. Esperamos que con este eficaz método de exportación de nutrientes hayan descubierto nuevas formas de controlar de forma natural y eficiente el equilibrio de los acuarios. ¡Hasta el siguiente artículo!