Reactores de algas en el acuario marino

En este nuevo artículo vamos a hablar de uno de los métodos naturales para la eliminación de nutrientes en nuestros acuarios. Hablaremos de la utilización de algas para combatir las algas ¿cómo? utilizando las mismas armas de nuestros enemigos, su poder de absorción de nutrientes.

Para entender el funcionamiento de la exportación de nutrientes en el acuario, debemos conocer un poco más a las protagonistas de hoy, las cuales vamos a utilizar para ello, las algas. Las algas son organismos autótrofos, lo que quiere decir que fabrican su propio “alimento”, es decir materia orgánica como azúcares simples, a partir de los nutrientes inorgánicos del medio, como el nitrógeno y fósforo contenidos en los conocidos nitratos y fosfatos, entre otros nutrientes. Para ser más precisos, las algas son fotoautótrofas, es decir que necesitan luz para fabricar ese alimento. Sabiendo esto es fácil entender por qué en nuestros acuarios aparecen las odiadas algas que nos colonizan todo, pues en ellos tenemos una gran cantidad de nutrientes, por todos los desechos de los peces, y plena disponibilidad de luz, condiciones ideales para que nuestras enemigas proliferen y crezcan. ¿Cómo podemos evitar eso? pues siguiendo su propia lógica y funcionamiento. Si tenemos un cultivo controlado de algas en una zona fuera del acuario, estas le estarán robando los nutrientes del interior del acuario a las algas colonizadoras, frenando así su aparición y proliferación en la urna principal. Pues esta lógica tan sencilla es la que se aplica en los refugios y reactores de algas, de los que hablaremos ahora.

REACTORES DE ALGAS

Estos equipamientos básicamente son filtros biológicos, es decir, dispositivos o cámaras cerradas donde se meten macroalgas y se hace pasar el flujo del agua del acuario a través de ellas, para que estas vayan absorbiendo los nutrientes y eliminándolos poco a poco, devolviendo un agua limpia de nuevo al acuario.

Su funcionamiento es el mismo que el de los refugios de algas en los sumps, esos compartimentos con algas y luz, pero presentan algunas ventajas frente a estos últimos, por ejemplo:

1) Tenemos las algas en un ambiente cerrado y más controlado, sin riesgo de que se extiendan por el movimiento del agua y acaben siendo absorbidas por la bomba de subida y entrando al acuario principal.

2) No ensucian el sump, como el caso de los refugios donde se generan bastantes desechos y materia particulada.

3) Podemos colocarlos en acuarios que carezcan de propio sump, por lo que son mucho más versátiles.

Para que un reactor de algas sea eficiente debe contar con una serie de características que permitan un buen desarrollo de las macroalgas en su interior y que potencie su fotosíntesis y por lo tanto su tasa de absorción de nutrientes. A continuación, vamos a ver las características a destacar que debería tener un buen reactor:

FLUJO DE AGUA

El correcto flujo de agua en el reactor es crucial y es lo que determinará que todo el volumen del agua que pasa por él se depure correctamente. Un flujo muy elevado puede molestar e incluso romper ciertas macroalgas y además disminuir la eficiencia de depuración. Sin embargo, un flujo moderado aumenta el tiempo de retención del agua dentro de la cámara y el tiempo de contacto con las algas, permitiendo que estas absorban de forma más eficiente los nutrientes, y consiguiendo una depuración más completa.

En los reactores el flujo puede depender de varios factores, por ejemplo la potencia de la bomba de agua que se ponga, pero también la existencia de llaves de paso en su entrada o salida de agua, como es el caso de los reactores de algas AQUA OCEAN, que tienen una versatilidad total para instalarle la bomba de agua que más se adecúe a su uso y además cuenta con una llave de paso para regular el flujo en el interior del reactor, aumentando o disminuyendo el tiempo de contacto y ajustando así la capacidad depuradora.

LUZ

Por supuesto, tratándose de organismos fotoautótrofos dependientes de la luz, este es un factor clave en cualquier reactor de algas. La cantidad y calidad de luz que le lleguen a las macroalgas es el factor limitante para que estas absorban o no los nutrientes disponibles en el medio, por lo que debemos asegurarnos de que nuestro reactor de algas le aporte la luz adecuada.

Lo ideal es que la luz esté repartida uniformemente a lo largo de todo el cuerpo del reactor, y de esta forma, todas las macroalgas tengan plena disposición de ella, sin que se generen zonas de sombra que puedan ralentizar la fotosíntesis y el proceso de absorción de nutrientes. Además, es muy interesante que a parte de una buena distribución la luz sea de calidad, pues hay que saber que todos los organismos fotosintéticos (donde entran las algas) no absorben o utilizan toda la luz solar, y que de las múltiples longitudes de onda y colores provenientes de esa radiación y que activan la fotosíntesis (PAR o “Photosynthetically active radiation” – Radiación fotosintética activa)  solo absorben y utilizan una parte de ella llamada PUR (“Photosynthetically usable radiation” – Radiación fotosintética utilizable) que corresponde a longitudes dentro del espectro de la luz roja y luz azul predominantemente.

Concretamente los reactores de algas AQUA OCEAN han pensado en esto y han optimizado esta iluminación de varias formas: Por un lado, su sistema de iluminación se compone de una barra alargada compuesta por tres tiras leds, que recorre todo el interior del reactor, iluminando cada rincón sin dejar zonas de sombra. Por otro lado, estas tiras leds incorporan espectro optimizado, con leds individuales de luz azul y roja que maximizan la fotosíntesis de las algas, y luz blanca que además aportan un extra de potencia lumínica.

FACILIDAD DE MANTENIMIENTO

Como no, un reactor cuya limpieza y mantenimiento sea sencillo es uno de los últimos detalles a tener en cuenta. El sistema donde se coloquen las macroalgas en el interior debe ser fácil de extraer y limpiar, sobre todo cuando haga falta podar las macroalgas cuando hayan crecido en exceso. Además, el sistema interno debe permitir colocar dichas algas de una forma que estén bien distribuidas a lo largo de todo el reactor, para que el flujo de agua les llegue a todas, sin que queden zonas sin circulación que puedan provocar la muerte de algunas de ellas.

En este sentido, de nuevo, los reactores de algas AQUA OCEAN incorporan en su interior un sistema de rejillas de metacrilato, con distintos niveles donde se pueden colocar distintas macroalgas distribuida por todo el dispositivo. Esta rejilla además tiene un cilindro central en cuyo interior va acoplada la tira de luz, proporcionándole la luz necesaria a todas las algas dispuestas alrededor de ella.

ALGAS ÚTILES PARA REACTORES

En estos dispositivos se pueden utilizar multitud de macroalgas distintas, como las del género Ulva, muy apreciadas como alimento por los peces, las del género Halimeda, género Hypnea, género Octodes y muchas otras más, pero las más comunes y utilizadas son la Chaetomorpha sp. y la Caulerpa sp., ambas algas verdes con mucha capacidad de absorción de nutrientes.

No obstante, de entre estas dos más utilizadas nosotros desaconsejamos el uso de Caulerpa sp. pues pueden reproducirse de forma sexual pudiendo invadirnos el acuario, varias de sus especies están dentro del catálogo español de especies invasoras (como Caulerpa taxifolia y Caulerpa racemosa) y además tras su poda, descomposición por muerte del organismo u otros motivos como depredación por parte de peces, secretan una toxina llamada “caulerpina” que si bien no se ha probado su toxicidad en acuarios y organismos ornamentales, podría alterar la química del agua y generar futuros problemas en el acuario, por lo que mejor prevenir que curar.

CICLO DE LA LUZ

¿Y qué consideraciones debemos tener en cuenta para obtener un máximo rendimiento y beneficio para nuestro acuario con estos dispositivos? Pues a modo de consejo, lo ideal es encender las luces de estos dispositivos justo cuando se apaguen las luces de nuestro acuario, en el conocido ciclo inverso de luz… ¿Por qué? Pues porque por lo general en las horas de oscuridad del acuario todos los organismos fotosintéticos paran de realizar la fotosíntesis dada la ausencia de luz, y solo se limitan a respirar. Esta respiración libera dióxido de carbono (CO2) al acuario y consume oxígeno (O2), y esta producción de CO2 unida a la producción del resto de peces y organismos no fotosintéticos, produce una ligera acidificación del agua (es decir descenso del pH). Por ello, si nosotros encendemos en ese momento nuestro reactor, las algas empezarán a realizar la fotosíntesis, que es un proceso donde se consume CO2 y se libera O2, por lo que estaríamos contrarrestando esa leve producción de CO2 y consumo de O2 por la respiración de la urna principal y por ello estaríamos combatiendo la ligera acidificación, equilibrando de forma natural el sistema, incluido el KH, de gran importancia en los acuarios de arrecife.

Y con esto damos por finalizado el pequeño artículo hablando sobre las virtudes de los reactores de algas y cómo utilizarlos en nuestros acuarios marinos. Esperamos que con este método alternativo y natural de exportación de nutrientes, sean capaces de mantener en condiciones perfectas los acuarios.