Cianobacterias en el acuario marino [PT.2] – ¿Cómo eliminarlas con control físico y manual?

En un artículo anterior ya hablamos de qué eran estos organismos, algunas de sus curiosidades, cómo los podíamos identificar en el acuario marino y sus posibles y más comunes causas de aparición. Pues ahora, conociendo todo esto, en este nuevo artículo hablaremos de cómo gestionar toda esa información para poder combatir esta plaga en nuestros acuarios mediante el control de los parámetros físicos, muy importantes, y el control manual/físico.

Te recomendamos que, si aún no lo has leído, vayas a dicho artículo para tener una visión global de qué ocasiona este problema:

Y por supuesto, si estos métodos te resultan insuficientes, te recomendamos que leas el artículo donde hablamos además del control de nutrientes para combatir esta plaga, el control biológico y ayudas de control químico para erradicarlas:

Como habíamos mencionado, la aparición de esta plaga es la consecuencia del mal funcionamiento del acuario, así que antes de ir a limpiarla, hay que corregir las posibles causas y factores anteriores que puedan estar fallando. Siguiendo el orden de posibles causas del artículo anterior, en esta parte veremos cómo podemos ir arreglando los diferentes desajustes en los diferentes factores físicos y cómo podemos realizar un plan de contención lo más efectivo posible de esta forma.

1º REVISAR CIRCULACIÓN

Recordemos que si la circulación de agua en el acuario es deficiente puede que se estén generando zonas muertas donde se acumulen desechos y puntos de exceso de nutrientes que pueden hacer proliferar a esta plaga. En estos casos debemos mejorar la circulación para favorecer la retirada de todos los desechos acumulados en el acuario, para dificultar el asentamiento de las cianobacterias en alguna superficie y de paso para mejorar la ventilación y la eliminación de posible exceso de CO2 que se esté generando y favoreciendo a las cianobacterias.

Bombas y generadores de olas insuficientes o mal colocados, bombas de poca potencia para los litros de acuario, o incluso bombas que estén demasiado sucias y hayan perdido fuerza, son principales causas de mal flujo de agua en los acuarios. Recomendamos revisar todos estos factores y prestar atención a la limpieza de las bombas y generadores de olas, que pueden obstruirse con el crecimiento de algas en sus rotores.

2º CONTROL DE ILUMINACIÓN

Otro de los motivos de aparición de cianobacteria que señalábamos en el artículo anterior era el exceso de luces rojas/amarillas/naranjas en nuestra iluminación. Para evitar esto, debemos revisar la iluminación del acuario, sobre todo si tenemos iluminación con fluorescentes T5 que hayan podido perder espectro lumínico debido al tiempo de uso. Si ese es el caso, conviene cambiarlos por fluorescentes nuevos, preferiblemente de luz azul predominantemente.

Por el contrario, si tenemos iluminación LED debemos de asegurarnos de tener una lámpara con espectro adecuado, sin exceso de luz roja/amarilla ni naranja como, por ejemplo, pantallas como las Coral Led Pro II o MARINELAMP LED con un espectro ajustado a las necesidades lumínicas de los corales, con espectro azul mayoritariamente y ausencia de leds rojos que puedan generar determinados problemas.

Si ya hemos comprobado que nuestra iluminación está dentro de lo normal, entonces no hace falta que modifiquemos NADA. Ni reducir intensidad, ni disminuir fotoperiodo, porque como ya hemos dicho con anterioridad, las cianobacterias se adaptan muy bien a distintas intensidades lumínicas y no se verán afectadas porque bajemos un poco la intensidad o el fotoperiodo, sin embargo, nuestros corales sí que pueden verse afectados en vano, así que mejor no tocar la iluminación.

*Técnica alternativa: Hay una técnica mucho más radical y que también funciona bastante bien, que es eliminar por completo la luz del acuario durante unos días. A esto se le llama Black Out” o apagón y consiste en quitarles esa fuente de energía a las cianobacterias para que no puedan seguir desarrollándose. PERO debemos hacerlo bien, tapando por completo toda la luz. No solo basta con dejar a luz del acuario y la habitación apagada, porque la luz ambiente les será más que suficiente para seguir viviendo (sí, podemos ver cómo disminuyen, pero en el momento en que reestablezcamos el fotoperiodo, volverán a proliferar). Debemos tapar por completo el acuario y esto conlleva ciertos riesgos, el primero una falta de ventilación por estar completamente tapado y el segundo un riesgo para ciertos tipos de corales con altas necesidades lumínicas, por lo que no en todos los acuarios esta técnica es viable. Los corales blandos y algunos corales tipo LPS (por ejemplo, Acanthastrea sp., Goniopora sp., Favia sp., etc.) aguantan bastante bien varios días e incluso semanas de apagón total, pero corales SPS como Acropora sp., Seriatopora sp. y muchos otros se pueden resentir bastante, así que esta técnica tan radical está indicada sobre todo para acuarios sin corales y en ocasiones desesperadas, pero sabiendo que entrañan ciertos riesgos que se pueden evitar llevando a cabo otras técnicas menos peligrosas.

3º RETIRADA MANUAL / MECÁNICA

Una vez tenemos controlados los anteriores factores, vamos a eliminar la “ciano” que haya salido en el acuario, de forma manual. Esto es muy sencillo, pues como ya habíamos dicho en el anterior artículo, estos organismos no se anclan fuertemente a las superficies y es bastante fácil desprenderlos y aspirarlos con una pequeña manguera o sifón.

Hay quienes dicen que no se deben hacer cambios de agua mientras se combate a la cianobacteria porque estaríamos introduciendo más micro nutrientes esenciales para ellas. Esto es verdad hasta cierto punto, y es que, si nuestro problema es que tenemos unos niveles de nutrientes descontroladamente altos y descompensados, lo primero que vendría bien es realizar ese cambio de agua inicial para corregir fuentes de contaminación en el acuario, y ya que vamos a hacer esto, pues aspiramos toda la cianobacteria que podamos de paso. Después, deberemos corregir lo demás.

Sin embargo, si tenemos demasiada cianobacteria y no queremos realizar un cambio de agua grande para sifonarla, lo que podemos hacer es recurrir a un sifonado sin cambio de agua ¿cómo? filtrando el agua que sacamos del acuario con perlón o a calcetines filtrantes y luego devolviendo el agua filtrada de nuevo al acuario. Con esto retenemos la mayor parte de las cianobacterias en los materiales filtrantes y evitamos renovar agua, si en nuestro caso no es necesario.

Personalmente, a mí me han funcionado siempre los cambios de agua parciales para corregir niveles de nutrientes, unidos a mejoras del funcionamiento del sistema, como una mejora de la circulación, introducción de perlón y calcetines para filtrar mecánicamente y además colocar filtros UV para que la “ciano” que se está desprendiendo y flotando en la columna de agua vaya muriendo a medida que pasa a través de la luz.

Uso de luz UV:

Tener un filtro UV o una lámpara UV nos puede ayudar muchísimo en caso de tener determinados problemas puntuales en el acuario, y en este caso también nos va a ser de mucha ayuda para combatir a las cianobacterias.

La creencia de mucha gente respecto a las cianobacterias en el acuario es que estas viven de día y mueren de noche, y por eso muchas veces por la noche “desaparecen” y vuelven a reaparecer al día siguiente, asociándose esto a un ciclo de vida dependiente del fotoperiodo del acuario. Sin embargo, realmente esto no es del todo correcto, pues las cianobacterias no viven un solo día ni tienen un ciclo de vida tan corto. Realmente lo que puede estar ocurriendo, y hay indicios en naturaleza que así lo demuestran, es que durante las horas diurnas estos organismos de costumbres bentónicas se encuentran ancladas a las superficies, realizando sus procesos vitales, mientras que en las horas de oscuridad, en ausencia de luz, realizan una pequeña migración vertical (García-Pichel et al., 1994) a distintas zonas del acuario, dejando las superficies a las que estaban ancladas y migrando por la columna de agua para anclarse a otras, probablemente movidas por cambios en su metabolismo y por búsqueda de otros territorios que colonizar con diferentes características. Por ejemplo, hay indicios de que durante las horas de luz se sitúan en zonas más bajas del “tapete bacteriano” como respuesta de protección frente a la radiación UV (Debout & García-Pichel, 1995; Nadeau et al., 1999).

En este proceso de pequeña migración nocturna, cuando las cianobacterias se despegan de esa “manta” gelatinosa, es cuando quedan a la deriva en la columna de agua y cuando resulta más fácil que sean absorbidas por los filtros. Por esa misma razón es por lo que son más vulnerables a cualquier filtración colocada en el acuario, como la luz ultravioleta, que es una de las herramientas que podemos utilizar nosotros para reducir drásticamente esta plaga en el acuario. El uso de lámparas ultravioleta o incluso filtros con luz ultravioleta integrada, como los Turbo Jet UV, activados en las horas nocturnas, pueden ayudarnos mucho en el combate contra esta indeseable plaga.

Y estas son algunas de las técnicas, esta vez dentro de los métodos físicos, con las que podremos combatir y en ciertos casos acabar exitosamente con la plaga de cianobacterias. En la siguiente parte del artículo terminaremos de hablar del resto de técnicas para llevar a cabo una erradicación exitosa de esta molesta plaga. ¡Esperamos verlos por allí: link hacia PT3!

BIBLIOGRAFÍA

Bebout, B. M., & Garcia-Pichel, F. (1995). UV B-induced vertical migrations of cyanobacteria in a microbial mat. Applied and Environmental Microbiology61(12), 4215-4222.

Garcia-Pichel, F., Mechling, M., & Castenholz, R. W. (1994). Diel migrations of microorganisms within a benthic, hypersaline mat community. Applied and environmental microbiology60(5), 1500-1511.

Nadeau, T. L., Howard-Williams, C., & Castenholz, R. W. (1999). Effects of solar UV and visible irradiance on photosynthesis and vertical migration of Oscillatoria sp.(Cyanobacteria) in an Antarctic microbial mat. Aquatic Microbial Ecology20(3), 231-243.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.