Zoanthus: Mantenimiento y cuidado

Aunque no son los corales más sencillos que podemos encontrar para iniciarse en la acuariofilia marina, sí que son indicados para todo tipo de aficionado y acuario, gracias a su resistencia y relativamente fácil mantenimiento, ya que pueden adaptarse a diferentes condiciones de agua y pueden aportar un gran colorido a nuestro acuario.

Condiciones necesarias para mantener Zoanthus.

Los Zoanthus son corales blandos que forman colonias y podemos encontrarlos principalmente en la zona intermareal o a poca profundidad. Esto nos indica que, en su medio natural, debido a las subidas y bajadas de marea soportan fuertes corrientes de agua que les aportan alimento en forma de pequeñas partículas orgánicas y plancton, y reciben una gran cantidad de luz necesaria para que sus zooxantelas realicen la fotosíntesis.

Sabiendo esto, en un acuario deberemos tener en cuenta todas estas condiciones. Es recomendable que los Zoanthus tengan una iluminación de moderada a fuerte ya que, de lo contrario, sus pólipos tenderán a estirarse para captar luz y no lucirán todo lo bonitos que deberían. Por otra parte, la corriente es muy importante, y si ésta es demasiado floja las colonias serán menos densas. Esto se trata de una estrategia biológica ya que de este modo se favorece la débil circulación del agua entre sus bases. En cambio, con una circulación de agua elevada los pólipos estarán más cerca unos de otros y nuestro coral por lo general lucirá más sano y vistoso.

Respecto a parámetros fisico-químicos, no necesitan nada en concreto, ya que se pueden adaptar bien a las condiciones generales del acuario, incluso a temperaturas y salinidades ligeramente más elevadas. Esto se debe a que, en la naturaleza, al vivir en la zona intermareal muy dependiente de los cambios de marea, muchas veces las colonias de Zoanthus se quedan en pequeños charcos en los que la temperatura puede llegar a los 30 grados y la salinidad se incrementa en gran medida. A veces incluso quedan emergidos (fuera del agua) durante horas. A pesar de esto, cuanto más estables mantengamos los parámetros mejor será en general para nuestro acuario, por lo que intentaremos mantener el pH estable alrededor de 8,2 y el KH entre 8 y 10, haciendo mediciones periódicas de estos parámetros para mantenerlos controlados.

Alimentación de los Zoanthus

Como la mayoría de los corales, los Zoanthus son fotosintéticos, por lo que aproximadamente el 90% de sus nutrientes se los proporcionan las zooxantelas simbiontes de su interior. Sin embargo, el 10% de nutrientes restantes lo suelen obtener capturando pequeños organismos como plancton con sus pequeños tentáculos. Para suplir esta parte de su dieta podemos aportar algún alimento específico para corales de pequeño tamaño, como por ejemplo el Reef Snow de NT Labs, una vez a la semana. De este modo favoreceremos el crecimiento de la colonia.

Introducción de los Zoanthus en el acuario

En los comercios especializados se pueden encontrar colonias salvajes de distintos tamaños o pequeños “frags” (esquejes). En cualquiera de los casos es recomendable dar un baño preventivo con algún producto como Coral Dip de NT Labs, antes de meterlos en el acuario. Puesto que las colonias las forman muchos pólipos muy cerca unos de otros, es común introducir plagas como gusanos de fuego o planarias con estos corales, por lo que más vale prevenir que curar, y este producto es el preventivo perfecto para eliminar cualquier posible infestación de parásitos que traiga nuestro coral recién adquirido.

Problemas frecuentes

Muchas veces sin saber por qué, una colonia de Zoanthus se cierra y sus pólipos empiezan a morirse o tardan mucho en volver a recuperarse. Existen diversos motivos que lo pueden causar:

En primer lugar, hay que revisar que sea el único coral afectado. Si otros corales están afectados puede que el problema sea algún parámetro del agua. También debemos revisar si existe otro coral cercano que pueda estar irritándolo. Como ya sabemos existe una guerra química entre diferentes corales, que producen sustancias tóxicas para dañar a otros corales y competir por el espacio.

Si la circulación de agua es muy baja puede acumularse materia orgánica entre sus pólipos y su descomposición los irrita. Deberemos intentar incrementar la corriente o cambiarlos a otra zona con más movimiento.

Y finalmente y posiblemente la menos deseada sea la existencia de alguna plaga. En este caso es conveniente realizar un baño con productos específicos, como el ya mencionado Coral Dip de NT Labs para eliminar posibles causantes.

Variedades de Zoanthus y su color

En el mercado podemos encontrar una infinidad de variedades de Zoanthus. Generalmente las colonias grandes existentes a la venta en comercios especializados suelen ser salvajes. En cambio, los “frags” o esquejes, se corresponden con variedades cultivadas. Hoy en día existe un auge en el comercio de estos corales ya que como se suele decir “para gustos los colores”. Podemos encontrar Zoanthus prácticamente de cualquier color o mezcla de colores. Esto es gracias al trabajo de mucha gente que ha dedicado su tiempo a buscar y separar cepas que han sufrido alguna mutación de color de forma natural. De este modo se han conseguido cultivar esta gran variedad de Zoanthus.

El color de estos corales es aportado principalmente por unos pigmentos que se generan y acumulan en sus tejidos y se potencian bajo luz ultravioleta. Pero muchas veces al introducir una cepa específica en nuestro acuario, con el tiempo comienza a perder esos vivos colores. Esto es un síntoma de la deficiencia de algún elemento en el acuario. Para evitar que esto ocurra deberemos añadir productos específicos. Por ejemplo, el Koral Color de Brightwell aporta multitud de elementos que favorecen la generación de pigmentos en los corales. Por otra parte, el BoroChrom de Brightwell, aporta Boro que además de ser un regulador del pH mejora la coloración roja. Y finalmente el Potassion de Brightwell, permite mantener los niveles óptimos de Potasio, que mejora la coloración azul de los corales.

Teniendo en cuenta todo lo anterior ya podemos decidirnos a introducir Zoanthus en nuestro acuario. Y por qué no, crear un bonito “Jardín de Zoas” (como suelen llamarlos). Estos corales nunca dejan indiferente a nadie, y quién sabe siempre se puede generar una nueva variedad en cualquier acuario.

coral, cuidado, mantenimiento, spp, Zoanthus