Los refugios en los acuarios marinos

Cuando hablamos de refugios para un acuario marino nos referimos a instalaciones complementarias al tanque principal, que nos pueden ayudar en diferentes facetas del acuarismo. Hay diversas posibilidades que pueden hacer muy interesante complementar nuestro acuario con un refugio, pero antes de abordarlas vamos a describir someramente en que consisten.

Tipos de refugio

Podemos decir que hay dos tipos básicos de refugios para un acuario, los que forman parte del mismo acuario y los refugios remotos.

Los primeros suelen consistir en un apartado dentro del mismo tanque y que queda aislado .

Los refugios remotos, son recipientes diferenciados del tanque principal, y con el que mantienen un intercambio de agua constante, ya sea en un sumidero o Sump, o un recipiente anexo.

Posibilidades de un refugio

Normalmente se instala un refugio con un objetivo determinado, como por ejemplo: Un sistema de filtración remota biológica, para aislar peces o corales o para aumentar el volumen total de agua de la instalación.

La causa mas frecuente para decidirnos a instalar un refugio, suele ser debida a la necesidad de compaginar la filtración habitual con otra filtración biológica.

La filtración biológica en un refugio, puede hacerse mediante macro algas, una cama profunda de arena (DSB) o con una cantidad importante de material filtrante poroso.

Las macro algas

Los refugios con macro algas son bastante populares entre los aficionados avanzados, ya que ,si dejamos crecer un volumen suficiente de algas marinas, estas van a acumular en su biomasa nutrientes orgánicos indeseados para el mantenimiento de peces o corales, como Nitratos o Fosfatos entre otros.

Cuando esta biomasa de algas alcanza el máximo que nos hemos propuesto, simplemente se procede a entresacar una parte de ellas,  exportando así los nutrientes orgánicos indeseados que han retenido en su tejido.

Es muy frecuente ver en casi todos los refugios algas del genero Caulerpa, estas crecen muy rápido y necesitan pocos requerimientos, son las mas útiles siempre que no dejemos mucha cantidad en el refugio, ya que en ocasiones cuando llegan a una masa critica desprenden sustancias que hacen que toda la colonia espore al mismo tiempo unos minutos después de encenderse la luz, desintegrándose toda la biomasa en apenas media hora, y por tanto devolviendo de golpe todos los nutrientes acumulados durante mucho tiempo, junto con una cantidad ingente de células reproductoras al flujo de agua, pudiendo colapsar y consumir el oxigeno disponible en todo el acuario.

Por tanto para mantener una colonia de Caulerpa en el refugio recomendamos poner en el suelo una capa de arena de tamaño medio, y controlar a menudo el crecimiento para  no tener un problema si la planta decide reproducirse.

Pero hay otra alga a nuestro juicio mas indicada para los refugios se trata de Chaetomorpha, parecida a un estropajo verde, con filamentos quebradizos enredados sin raíces y sin inicio aparente.

Chaetomorpha vive libre sin anclarse y se reproduce por los extremos del tallo, en largas madejas de fibras.

Tiene la ventaja sobre Caulerpa que no espora, solo se limita a crecer, y mucho, pero a veces cuesta que esta alga se adapte tardando bastante tiempo en comenzar a crecer y alcanzar el volumen necesario, por eso podemos iniciar nustro cultivo con Caulerpa y simultanearlo con Chaeto, hasta que tengamos volumen sufciente para después sustituirla.

Como ventaja añadida en el cultivo de algas se encuentra la proliferación entre sus raíces y tallos de una micro fauna muy interesante como complemento alimenticio natural para los habitantes del acuario principal, incluso podemos poner en este refugio algún pez en mal estado o recién llegado para que aproveche este plancton natural durante cierto tiempo.

Iluminación

Por supuesto debemos añadir una iluminación adecuada para que estas algas proliferen como una luminaria de Leds con un poco de espectro rojo si fuera posible, es una fuente de luz económica, y que obtiene grandes resultados para esta función.

Si además combinamos los horarios de iluminación del refugio de algas con el del acuario, podemos crear un foto periodo inverso, esto es que el CO2 que produce el acuario en horas de oscuridad y que tiende a bajar un par de decimas de grado el Ph del acuario en este tiempo, es absorbido por las algas que en ese momento disponen de luz, utilizándolo como abono y estabilizando el Ph a la vez, mientras también aumentan el nivel de oxigeno en toda la instalación. Durante el día se produce el efecto inverso, utilizando el acuario los metabolitos de la fotosíntesis del refugio.

Cama de arena (RSDB)

El otro motivo principal por el que se instala un refugio es la creación de un RSDB, en Inglés Remote Sand Dep Bed, o sea, cama remota de arena profunda. La idea de un RSDB es crear un volumen de sustrato donde se forme una colonia de bacterias, tanto aerobias en las capas superiores, como  sobre todo, anaerobias en la zona profunda.

Este tipo de refugios estuvo muy de moda hace unos 10 años, y parecía la panacéa para eliminar nitratos y otros compuestos acumulativos sin tener mucha arena en el acuario, hoy día se considera incomodo y difícil de controlar y ya disponemos de materiales filtrantes y filtros eficaces para esta función, aunque en determinados casos todavía puede estar vigente.

Refugio de rocas

Hemos comentado la posibilidad de crear un refugio con material poroso como pueda ser la roca viva, en esta se van a formar todo tipo de bacterias y pequeños animales, que no solo van a depurar el agua biológicamente sino que van a procurar micro plancton natural al acuario.

Esta técnica también está en desuso, ya que requiere de un espacio relativamente amplio y con los modernos materiales micro porosos par el asentamiento de bacterias, resulta desproporcionada para su efecto real.

Refugios complementarios

Y para el final hemos dejado otro de los refugios que continua estando en vigor, nos referimos a su utilización complementaria como un espacio para hacer crecer esquejes de coral por ejemplo, o para aislar a peces recién llegados en cuarentena, o separar animales para una desinfección o tratamiento de baños.

Sin duda se puede compaginar el funcionamiento de refugio de algas con el de esquejado o cuarentena, manteniendo ciertas reservas, pero hemos de tener cuidado porque al final estos refugios se acaban convirtiendo en un anexo del acuario donde se coloca de todo y se distraen de  sus funciones principales, convirtiéndose en lo que se denomina cajón de sastre.

Volumen de los refugios

Se pueden construir refugios de cualquier tamaño, dependiendo de las funciones que se pretendan, y no necesariamente debe mantener una proporción con el acuario principal, hemos visto una mayoría de refugios donde el volumen era entre un 10 y un 20 % del tanque principal, otros tenían tanto volumen como el mismo y sin embargo algunos apenas cubrían unos pocos litros para utilizarlos como criadero de alevines.

Ubicación del refugio

La mayoría de refugios suelen ir instalados en un anexo del sumidero si el acuario lo dispone. La mayoría de estos refugios ubicados en la parte baja del acuario, son simplemente un tabique del Sump que aísla el agua y donde se bombea una cantidad delimitada de algún compartimento del filtro y retorna al circuito por gravedad.

Este sistema es posiblemente el mas útil y comodo de manejar, quedando escondido dentro del mismo mueble que soporta al acuario, podremos utilizarlo para todas las funciones que hemos hablado propias de un refugio, o reconvertirlo en deposito de agua de relleno, para preparar los cambios de agua o simplemente como espacio de cuarentena o tratamientos para peces, según las necesidades puntuales.

Pero también se pueden instalar refugios remotos, al lado del acuario, ya sea en un soporte o en forma de mochila, del mismo modo pero sumergido en el tanque principal, por encima de este, o incluso en una habitación anexa, solo hemos de procurar un aporte de agua del acuario y que esta vuelva al mismo, siempre por un sistema de gravedad por rebosamiento.

Mantenimiento

Un refugio en buenas condiciones de uso es una herramienta que nos va a permitir una versatilidad notable, pero un refugio descuidado y sin el mantenimiento necesario es un foco de suciedad y de perdida de tiempo, por ello antes de decidiros a incorporar un refugio, debéis estar seguro si realmente lo necesitáis, y dedicarle el mantenimiento necesario.

No va a ser igual estas tareas para todos los tipos de refugio, posiblemente un RSDB, pueda funcionar bien incluso durante varios años, simplemente revisando el flujo de agua y controlando los nutrientes que eliminar sin necesidad de tocarlo, un refugio para esquejes de coral, debe mantenerse en mejores condiciones de limpieza , de corrientes e incluso de iluminación que el acuario principal, ya que estos corales sufren de estrés después del corte, y en las primeras semanas pueden generar infecciones que llegan a contagiar a todos los corales del sistema.

Para poder hacer un mantenimiento correcto, debe ser fácilmente accesible y permitirnos actuar con comodidad, un refugio con muchos rincones o incomodo para acceder, acaba desatendido y perdiendo su efectividad.

Movimiento de agua en los refugios

El aporte de agua fresca al refugio va a depender igualmente del uso al que se destina, un RSDB instalado para la eliminación de Nitratos va a necesitar un flujo muy limitado para que todo el volumen de sustrato se convierta en  soporte anaeróbico, el resto de refugios va a necesitar solo una renovación de agua limitada y que sea capaz de mantener igual temperatura y condiciones del acuario principal, podemos apoyar las corrientes del aporte, con bombas de circulación internas si fuera necesario, tanto para el mantenimiento de esquejos como si tenemos plantas para evitar que se depositen demasiados sedimentos en el fondo, en este caso podríamos aconsejar una circulación interna contando el aporte y la misma bomba anexa, aproximada de 10 veces el volumen del refugio y el doble en caso de esquejes de coral.

Recrear toda la corriente solo con el aporte principal, se antoja inadecuado, ya que al ser devuelta por gravedad, podemos correr el riesgo de que el rebosadero no desagüe todo el caudal.

Hemos de  prever también un sistema de rejilla que sea absolutamente fiable para este rebosadero ya que por ejemplo en el caso de que una hoja de Caulerpa o incluso un caracol tapone este desagüe acabaríamos con un rebosamiento de agua y todo lo que conlleva.

acuario, alga, algas, macroalgas, refugio, refugios marinos