Guía del acuario de arrecife

En los últimos años se ha popularizado el montaje y mantenimiento de acuarios de arrecife y esto se debe principalmente al abaratamiento de los costes generales tanto de los materiales como de los inquilinos. Además, toda la tecnología asociada ha ido evolucionando, facilitando el mantenimiento en condiciones óptimas de los acuarios marinos. En esta guía básica explicaremos cómo montar un acuario marino de arrecife con los mejores materiales para que resulte fácil y cómodo.

En primer lugar, deberemos decidirnos por el acuario. Actualmente se puede mantener desde un pequeño nano reef, como podemos hacer con los acuarios de la serie Nano Marine de OCEAN FREE, hasta grandes acuarios de 450 o 600 litros. Es por ello que, en función del tamaño, debemos tener en cuenta la ubicación del acuario en la estancia. Hay que tener muy presente que el acuario no debe recibir luz directa del sol, ya que esto provocaría la aparición de algas en los cristales.

Una vez emplazado el acuario, necesitaremos la decoración y el sustrato, es decir pondremos las rocas y la grava. Podemos elegir entre dos opciones; roca viva natural y grava natural coralina o la última tecnología (no por ello mucho más cara), como son las rocas y arena artificiales. En este segundo caso podemos utilizar los productos 3DM de REVOREEF. Estos productos artificiales evitan la explotación de los arrecifes naturales y además evitarán la introducción de posibles plagas en el acuario. Además, estos materiales están formulados para liberar elementos en el agua que ayudan a mantener los parámetros estables, facilitando el mantenimiento de nuestro acuario. Del mismo modo, una práctica ideal es la fabricación de agua de mar sintética, y gracias a las sales AQUA MARINE, obtendremos un agua de calidad y cristalina para nuestro acuario.

A continuación, deberemos dimensionar la circulación interna del acuario, para ello utilizaremos generadores de corrientes como los de la marca AQUA OCEAN, teniendo en cuenta que muevan 30 veces el volumen del acuario por hora, es decir si nuestro acuario tiene 100 litros la circulación interna será de aproximadamente 3000 litros por hora.

Con respecto a la filtración, podemos tener diversas opiniones y preferencias, pero debemos saber que la roca, aunque actualmente no es indispensable, nos ayudará mucho a mantener los niveles de amoniaco y nitritos al mínimo y un skimmer, como los distintos modelos disponibles de la marca AQUA OCEAN, permitirá eliminar los productos nitrogenados y materia particulada del agua. Pero, hoy en día existe la tecnología HYDROPURE, incluida en todos los filtros HYDRA, que acelera la descomposición de la materia nitrogenada y otros compuestos nocivos para el acuario (para más información se puede visitar https://www.filtrohydra.com/), permitiendo disminuir el volumen de roca necesaria en el acuario.

Por último, pero no menos importante debemos tener en cuenta la iluminación del acuario. Si lo que queremos es mantener una población de corales de diferentes especies, la luz es muy importante, ya que son organismos fotosintéticos en su mayor parte. Hace unos años la iluminación era un tema delicado y complejo, pero en la actualidad gracias a los LED es un tema sencillo y económico. Existen muchos kits que incluyen iluminación específica, por ejemplo, la serie de acuarios NANO AQUA LED incluye su propia lámpara LED, muy adecuada para acuarios con sólo peces. Pero, además para otros acuarios podemos utilizar las pantallas CORAL LED, que además de ser programables disminuyen el crecimiento de algas, y favorecen el crecimiento de nuestros corales, gracias al espectro de luz emitido.

Para finalizar debemos decir que, si usted sigue las indicaciones recomendadas en esta sencilla guía para el montaje de un acuario marino, podrá mantener un pequeño trozo del océano dentro de su casa pudiendo deleitarse con la belleza de los peces marinos y corales y creando un ambiente único gracias a la iluminación utilizada en estos tipos de acuarios.

acuarios, arrecife, arrecifes, guía