El «DOC» y el «POC» en el acuario marino

El DOC y menos conocido el POC son términos oceanográficos que, aunque cada vez están sonando más en foros y en general en el mundo acuariófilo, siempre han existido y son de una gran importancia en el equilibrio de nuestros acuarios marinos. Hoy hablaremos un poco sobre ellos y aprenderemos más de qué son estos términos, cómo entenderlos en nuestro acuario y cómo actuar frente a ellos.

Todo tiene que ver con el ciclo del carbono en el acuario, ese elemento tan importante que es el que sustenta la vida en el planeta y por consiguiente en nuestros acuarios. Dicho esto, se puede deducir que tanto el DOC como el POC algo tendrán que ver con el carbono, y es que, efectivamente, son dos términos utilizados para describir las diferentes fuentes de carbono en nuestro acuario.

DOC

Cuando se habla de DOC se hace referencia a la fracción de carbono orgánico disuelto en el agua (Dissolved Organic Carbon), principalmente sustancias capaces de atravesar filtros con tamaño de poro entre 0.2 y 0.7 micras. Este DOC está conformado por distintos compuestos de acumulación en el acuario que contienen este elemento, carbono, y que normalmente se generan o liberan al agua como producto de descomposición de materia orgánica y otras reacciones químico-biológicas, por ejemplo glúcidos (mejor conocidos como carbohidratos), lípidos (aceites, vitaminas, hormonas, etc.), proteínas y sus componentes estructurales los aminoácidos, moléculas químicas que excretan organismos como corales para defensa/ataque, sustancias de desecho tóxica como fenoles y cresoles, y muchos más. Además, también entran dentro de la fracción de DOC ciertos organismos vivos menores de 0.2 micras, como picoplancton (donde entra el fitoplancton como microalgas y el bacterioplancton como bacterias, ambos de tamaño muy pequeño).

¿Cuál es el problema con este DOC? que, como se ha explicado al comienzo, es una fracción de carbono orgánico, por lo tanto, materia orgánica, y como ya sabemos la materia orgánica es el principal sustrato (alimento) de todos los organismos heterótrofos. De esta forma, la presencia de DOC en nuestro acuario alimenta a (casi)toda la vida en él, empezando desde los eslabones heterótrofos más bajos, el bacterioplancton (más grande) y zooplancton, pero con ello promueve la generación de todos los elementos de desecho inorgánicos provenientes de la actividad biológica de esos organismos.

Explicado de una forma más concisa y sencilla, podemos decir que: Cuanto mayor sea el DOC en nuestros acuarios, más alimento disponible tendrán nuestros microorganismos, por lo que más descomposición habrá de ese alimento y más generación de desechos inorgánicos que son principalmente amoniaco, nitritos, nitratos y fosfatos (los dos últimos conocidos coloquialmente como los odiados “-atos”).

Por ello para evitar un alto nivel de nutrientes en el acuario (sobre todo nitratos y fosfatos) lo primero que se recomienda siempre es limitar la cantidad de comida congelada que se echa al acuario, pues el agua proveniente de la descongelación del alimento contiene mucha sustancia orgánica disuelta (DOC) y realizar buenos cambios de agua ya que esto también disminuye la cantidad de DOC en el acuario y por lo tanto disminuye la formación de esas sustancias de desecho (llamadas nutrientes pues son los principales nutrientes para macro y microalgas).

¿Qué otros métodos tenemos para disminuir o mantener controlado este DOC en el acuario? Los más conocidos y vanagloriados en el hobby son los skimmer de proteínas, que actúan eliminando esa parte de materia orgánica disuelta como los lípidos, esas proteínas que tanto contribuyen a la formación de nitratos, y muchas otras sustancias (incluido algo de bacterioplancton y fitoplancton que estando libres en la columna de agua pueden excretar más sustancias de desecho y además generar de nuevo nitratos tras su muerte).

Existen otros métodos que cada vez están cogiendo más fuerza dentro de la filtración química, como las resinas eliminadoras de compuestos, que están reemplazando el uso continuado de carbón activado (método también eficiente en la eliminación de DOC, pero con más inconvenientes). Concretamente existen resinas eliminadoras de materia orgánica, como las resinas Water Pure, que lo que consiguen es adsorber ese DOC y disminuir su cantidad en el agua, disminuyendo con ello la generación en último momento de nitratos.

POC

Cuando se habla de POC se hace referencia a la fracción de carbono orgánico particulado en el agua (Particulate Organic Carbon), principalmente sustancias más grandes, que a diferencia del DOC, son incapaces de atravesar filtros con tamaño de poro entre 0.7 hasta 2 micras (2mm). En este caso, el POC está conformado por microorganismos de cierta talla (zooplancton y bacterioplancton), y detritos, principalmente heces y restos parcialmente digeridos de alimentos u otros pedazos o pequeñas partículas de materia orgánica como escamas, pedazos de algas, etc.

¿Qué consideraciones debemos tener en cuenta con el POC? Es una de las mayores contribuciones de desechos en nuestro acuario y muchas veces su control es el mejor método para la disminución y control de la concentración de nutrientes. Dentro de las recomendaciones citadas anteriormente para mantener controlados estos nutrientes, se encuentra también el limitar la cantidad de comida granulada/escamas que se proporciona a los peces y realizar buenos sifonados de sustrato y rocas con cada cambio de agua, para así eliminar toda esa materia particulada que se va depositando en los fondos y disminuir con ello la cantidad de “-atos” generados, provenientes de la descomposición de esa materia orgánica particulada.

Y aunque es cierto que la mayor contribución de “contaminación” en el acuario es de DOC debido al auge en el mantenimiento de arrecifes de coral y con él el aumento de alimentos en suspensión, aditivos y coloides para alimentarlos, también es cierto que el POC tiene una contribución muy grande y que muchas veces para desapercibida en el acuario, por lo que aumentando la eficiencia en la filtración y el mantenimiento que nos permita mantener a raya este parámetro, podremos controlar de forma mucho más eficiente la calidad de nuestra agua.

Una de las primeras líneas de ataque contra el POC y una de las más eficientes es tener una buena filtración mecánica en el acuario. Con el uso de calcetines filtrantes en el sump, perlón o esponjas de foamex que retiren toda la materia particulada antes de que puedan llegar a descomponerse en el agua, estaremos cortando de raíz la generación de esos futuros contaminantes. Es muy importante vigilar la cantidad de materia particulada acumulada en esos filtros y la periodicidad de cambio, pues de lo contrario, esa materia particulada retenida puede comenzar a degradarse y con ello generar nuevamente desechos indeseados en el agua.

Otra alternativa muy eficiente y mucho más cómoda por su capacidad de automatización es utilizar Roller filters, filtros mecánicos automáticos que se colocan en los sumps y que van filtrando el agua a través de una fina bovina de papel de pocas micras y que a medida que se va obstruyendo con suciedad va reemplazando el papel sucio por papel nuevo, ahorrándonos trabajo y además evitando que todos esos desechos queden dentro del agua y puedan contaminarla.

Como última alternativa se encuentran los sifonados de sustrato y rocas. Este tema es controvertido en el mantenimiento del acuario marino y es una práctica que recomiendan evitar muchos aficionados, aunque lejos de la realidad, es una medida de mantenimiento bastante útil y a veces necesaria para evitar esa peligrosa acumulación de partículas orgánicas entre los poros de nuestras rocas o los huecos del sustrato, que puedan suponer una peligrosa y constante fuente de contaminación. No obstante, el tema del sifonado sí o no en los acuarios marinos es un tema digno de explicar en un artículo propio, por lo que lo abarcaremos en un artículo a parte (puedes leerlo aquí: link hacia artículo de sifonado).

Con todo esto, ya tenemos una visión general de las principales fuentes de materia orgánica en el acuario, el DOC y el POC, de cómo contribuyen a la calidad del agua y de qué alternativas tenemos para mantenerlos controlados. Esperamos que, como siempre, esta información haya resultado de utilidad para mantener un acuario sano, estable y espectacular.