Editorial / Octubre 2017

De nuevo con vosotros, con esta nueva edición de nuestra revista, y a pesar de poder parecer pesado, quiero agradeceros la acogida de esta publicación, la cual tenemos que contar por miles las descargas, cosa que nos llena de orgullo.

El mantener un acuario de arrecife en nuestra casa es como el tener una obra de arte, arte abstracto por supuesto, y puede aflorar el artista que todos llevamos dentro, pues la estética no debe estar reñida con la biología ni con la técnica.

Recuerdo hace ya años que hice una exposición fotográfica, en la que presenté una serie de macros de invertebrados marinos, el título de la exposición era la abstracción en la naturaleza, el resultado fue increíble, contando con que el público nada tenía que ver con la acuariofilia, nadie supo identificar que se trataba de organismos marinos.

Por esto cuando vemos un acuario de arrecife bien montado, y no me refiero a la técnica pues esto lo doy por supuesto, dice mucho de su propietario, de su carácter y sobre todo de su gusto, si como ya he comentado un solo invertebrado se puede considerar una obre de arte, imaginemos un conjunto de estas obras bien armonizadas, seguramente es una visión muy impactante.

Espero que disfrutéis de la lectura del presente número por lo menos lo mismo que yo y todo el equipo de Corales y Marinos desarrollándolo.

Ángel Cánovas

2017 Octubre, editorial