Editorial

Seguimos acumulando conocimiento sobre el hobby en nuestra “mochila acuariófila” y hoy toca meter algunos conceptos y artículos interesantes que nos pueden ayudar a comprender mejor el funcionamiento del sistema marino, su química y su manejo.

Si en números anteriores ya hablábamos de las temidas microburbujas en el acuario y algunos de los beneficios que se le achacan, esta vez comenzamos este nuevo número hablando de sus peligros y/o problemas, pues la vida no se trata de blancos y negros, sino de matices grises, y como en todo, siempre hay partes positivas y negativas de un mismo asunto. Además, hablamos sobre la enfermedad de la burbuja de gas, una enfermedad muchas veces estrechamente relacionada con este mal manejo de las microburbujas y mostramos su porqué, desmintiendo algunas y aclarando ideas que se tienen sobre ella.

Para ampliar un poco más el entendimiento químico del acuario, hablamos de forma sencilla sobre el balance iónico y la dependencia y relación del importante KH, calcio y magnesio en los acuarios marinos. Y como colofón final, traemos un poco de conocimiento práctico y manejo del acuario, hablando sobre una de las formas de hacer un cambio de roca en él sin morir en el intento.

Con todo esto, como siempre, esperamos que este nuevo número les sirva para ampliar conocimiento, satisfacer la curiosidad y entretener mediante el aprendizaje del funcionamiento y manejo del acuario marino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.