Editorial / Enero 2020

Tras un tiempo de inactividad, en este nuevo número retomamos las peripecias y vivencias del apasionante mundo de la acuariofilia y compartimos información y detalles que pueden ser de utilidad e interés tanto para aficionados nóveles como para los más experimentados.

Es sabido que cada vez es más fácil mantener un acuario de arrecife y en las últimas décadas el hobby de la acuariofilia ha experimentado un crecimiento exponencial. Para proporcionar el empujoncito que le pueda faltar a algún curioso que se quiera introducir en este apasionante mundo, en este número daremos unos tips básicos para montar un acuario de arrecife y para garantizar una experiencia lo más cómoda y satisfactoria posible a la hora de mantener este pequeño trocito de océano en casa.

Para los que aún no se han decidido a montarlo o no le ven el atractivo a esto, también hablaremos de alguno de los habitantes que podemos mantener en nuestro acuario coralino, como son los zoanthus, explosiones de color que harán las delicias de todo acuariófilo y llamará la atención hasta del más reticente. Sus características y forma de mantenimiento en un acuario hacen que el mantenimiento de la mayoría de especies de este género resulte mucho más fácil y sencilla de entender y llevar a la práctica. Pero como no todo es un camino de rosas a la hora de mantener un acuario, también daremos algunos consejos sobre cómo mantener ciertos parámetros a raya, en este caso los fosfatos.

Por otra parte, es bien sabido que mantener un acuario no está exento de problemas, y uno de ellos son las enfermedades. Muchas veces los peces enferman sin razón aparente, puesto que no se conoce al 100% los procesos que subyacen a estas enfermedades. Esta vez hablamos del Cryptocaryon irritans, un parásito causante de la famosa y odiada enfermedad del punto blanco en nuestros acuarios marinos. Entender esta enfermedad y cómo funciona nos ayudará a poner medidas contra ella.

2020 Enero, editorial