Coral Duncan, un coral de fácil mantenimiento

Los corales duros representan uno de los mayores retos para los aficionados que quieren mantener un acuario de arrecife. Dentro de la categoría de corales duros, nos encontramos con corales de pólipos cortos SPS (short polyp stonny) con muchas especies muy codiciadas por acuariófilos avanzados por sus altas exigencias de mantenimiento, y corales de pólipos largos LPS (large polyp stonny) que quizás son los que resultan más llamativos para todo aficionado novel, y por qué no, para muchos otros aficionados experimentados, por sus hipnóticos movimientos y sus llamativas formas.

Dentro de esta última categoría nos encontramos un coral ideal para aficionados principiantes, pues es un organismo muy resistente y su mantenimiento se hace muy sencillo. Este es el caso de la Duncanopsammia axifuga.

Duncanopsammia axifuga

Este coral pertenece a los llamados corales Hermatípicos, que generan arrecifes de coral tras su muerte, pues cuentan con un esqueleto macizo de carbonato cálcico. Su esqueleto tiene ramificaciones largas y tubulares, o coralitos, de los que sale un pólipo con una boca central rodeada de una corona de tentáculos que puede presentar distintos colores, desde naranja intenso, violeta y sus variedades, hasta verde flúor. Este coral puede presentar muchas cabezas cuyos pólipos pueden llegar a medir hasta 4,5 cm, lo que hace que en nuestro acuario luzca de una forma espectacular.

El coral “Duncan” llamado así vulgarmente, es un coral fotosintético y los tejidos de sus pólipos contienen zooxantelas, que son algas simbiontes que viven en sus tejidos y que realizan la fotosíntesis produciendo azúcares y oxígeno que el coral aprovecha para nutrirse. De esta forma el coral puede obtener del 75% al 95% de sus nutrientes, pero su dieta la complementa cazando zooplancton marino, utilizando sus tentáculos dotados de nematocistos, que son células urticantes que actúan a modo de microscópicos arpones venenosos.

Mantenimiento

Luz

Dado que son corales fotosintéticos, en el acuario debemos mantener sus necesidades lumínicas satisfechas. Por lo general, los corales de pólipo largo son organismos que requieren una intensidad lumínica media, al contrario que la mayoría de los corales de pólipo corto, que han evolucionado y se han ido adaptando a altísimas intensidades lumínicas. En el caso del coral Duncanopsammia una buena iluminación con una intensidad moderada donde prime la luz azul, que es la que mejor utilizan las zooxantelas para realizar la fotosíntesis, y una cantidad moderada de luz blanca para darle brillo y vistosidad, satisfará sus necesidades lumínicas.

Alimentación

Sin embargo, el alimentar al coral con distintas suspensiones de zooplancton y alimentos específicos como artemias y mysis, hará que éste tenga todas sus necesidades nutricionales cubiertas, disminuyendo su capacidad fotosintética y por ende disminuyendo la cantidad de zooxantelas en sus tejidos, que les dan un color pardo/dorado. Por ello, proporcionarle periódicamente alimento a nuestro coral, no sólo lo ayudará a mantener todos sus nutrientes, sino que favorecerá la aparición de colores naturales y más llamativos del coral, en detrimento del color pardo apagado de sus zooxantelas.

Corriente y zona del acuario

Como la mayoría de corales LPS con pólipos grandes y exuberantes, a este coral le gustan las corrientes moderadas, que no incidan directamente sobre sus pólipos que pueda evitar que se abran completamente. Las bombas con modos pulsantes y que generan corrientes de agua interrumpidas, como los generadores de olas Aqua Ocean, resultan ideales para este tipo de corales, que obtienen la corriente de agua suficiente sin que ésta les provoque un estrés mecánico.

Este coral en su hábitat natural puede encontrarse bien en lechos arenosos o anclados a rocas. En el acuario conviene colocarlo en las zonas medias y bajas, donde la intensidad lumínica no sea muy alta.

Hay que tener cierta precaución con su colocación en el acuario, pues es un coral medianamente agresivo que, por la noche, en ausencia de luz extenderá sus tentáculos “barredores” o “sweepers” llenos de células urticantes con los que cazará pequeñas presas, pero con los que atacará sin dudarlo a otros corales que se encuentren cerca.

Parámetros

Respecto a las condiciones del agua del acuario, este coral es muy poco exigente y bastante resistente, aunque como con el resto que corales, hay que evitar fluctuaciones bruscas de nuestros parámetros que puedan generarle un shock. Este coral se distribuye por todo el océano Índico-Pacífico, por lo que las temperaturas óptimas a las que vive son entre 23 y 26°C. Aguanta perfectamente acuarios con salinidades que se muevan entre 1023 y 1026 de densidad. Con respecto al KH aguantan rangos desde 8 hasta 12 dKH, siendo los valores más altos los más aptos para que el coral crezca de forma más rápida, aunque no es un coral que se caracterice por su rápido crecimiento.

 El Calcio deberá encontrarse dentro de las concentraciones normales del agua de mar, entre 400-450 mg/L (ppm) y el magnesio entre 1200-1400 ppm. Aunque muchos recomiendan unos niveles de nitrato menores a 20 ppm, lo cierto es que estos compuestos por sí solos no resultan tóxicos para el coral, y hemos comprobado en nuestros laboratorios que este coral se mantiene perfectamente a niveles de 100 ppm. Para ser más conservadores, podemos recomendar niveles de nitrato no superiores a 50 ppm, para contribuir también al buen estado general del acuario.

Por último, se recomienda un buen aporte de metales traza indispensables para el buen desarrollo de los corales, como el Estroncio que se incorpora al esqueleto de aragonito de los corales duros y contribuye al crecimiento calcáreo de éste. Sin embargo, lejos de complicarte la vida con suplementos de Estroncio, cuyo nivel real es imposible de medir en el acuario, nuestra recomendación es mantener una buena rutina de cambios de agua. El aporte de sales minerales y micronutrientes con estos cambios debería ser suficiente para mantener un balance adecuado de sales en nuestros corales.

Si por el contrario cuentas con métodos de filtración que reducen la necesidad de cambios de agua (por ejemplo, los filtros Hydra o resinas eliminadoras de materia orgánica), otra solución es añadir un suplemento de micronutrientes completos, como Replenish de Brightwell Aquatics, que asegura que nuestros corales tengan no sólo Estroncio, sino todos los demás microelementos que pueden ser beneficiosos en su desarrollo.

Con todo esto ya estarías listo para mantener un bonito ejemplar de Duncanopsammia axifuga en tu acuario. Y recuerda, hasta el coral más resistente necesita una buena estabilidad de los parámetros del agua.