Control de temperatura en el acuario marino

Vivimos en un planeta, lamentablemente, al borde del colapso climático, y esto se traduce en la incesante subida de las temperaturas año tras año y la tropicalización de determinadas zonas. No es difícil darse cuenta que cada año las temperaturas alcanzan picos más pronunciados, duran más las olas de calor y llegan incluso antes.

Estas subidas peligrosas de temperatura, lamentablemente las sufrimos todos los aficionados que mantenemos sistema marino y que a duras penas conseguimos mantener estable este esencial parámetro en estos meses tan calurosos y problemáticos.

En este artículo hablaremos brevemente de las principales implicaciones que tienen las elevadas temperaturas en nuestro acuario marino y cómo podemos combatirlas sin que lleguen a afectar demasiado a nuestro sistema.

PROBLEMAS DE LA SUBIDA DE TEMPERATURAS EN EL ACUARIO

1º Problemas en peces e invertebrados

Para comenzar debemos decir que no somos los únicos a los que nos afectan las fluctuaciones de temperatura. En la naturaleza tanto peces como invertebrados están adaptados a un rango óptimo de temperatura, y en nuestro acuario debemos proporcionarle esas condiciones, por lo que, si sacamos a nuestros habitantes de su rango de confort, estos comenzarán a estresarse, sentirse incómodos y a ver disminuidas sus capacidades fisiológicas (con un sinfín de implicaciones fisiológicas, como por ejemplo el cambio en el equilibrio ácido-base en su sangre, y la perturbación de muchos otros complejos mecanismos).

Peces más estresados suponen peces con un sistema inmunológico más deprimido, y esto nos da todas las papeletas para posibles enfermedades.

En cuanto a invertebrados, además de lo citado anteriormente, las altas temperaturas tienen un impacto bastante negativo en su tasa de crecimiento. Concretamente para invertebrados calcáreos como algunas especies de corales, temperaturas por encima de 30°C inhiben su calcificación parando su crecimiento e incluso llegando a matarlos (Jokiel & Coles, 1977), y el famoso blanqueamiento de los arrecifes está íntegramente relacionado con el aumento de las temperaturas (Jones et al., 2021).

2º Disminución de oxígeno disuelto

Gracias a la Ley de Henry sabemos que la cantidad de oxígeno disuelta en el agua es directamente proporcional a la temperatura, es decir, disminuye cuando ésta aumenta.

En aguas con subidas de temperatura, por lo tanto, la cantidad de oxígeno disponible en el acuario será mucho menor, poniendo en compromiso a todos los organismos que necesitan este esencial gas para sus procesos vitales, como nuestros peces, corales, caracoles, pero también para las importantísimas bacterias nitrificantes del filtro biológico que depuran el agua y que necesitan oxígeno para sobrevivir.

Una falta de oxígeno en el medio desembocará en una muerte de diferentes organismos, entre ellos, las bacterias nitrificantes. Esta pérdida de bacterias con capacidad depuradora, más la muerte y descomposición de otros organismos, supondrá una producción excesiva de sustancias de desecho, como el amoniaco, que no podrá ser gestionada por la menguada colonia bacteriana del sistema, llevándolo a una situación peligrosa de desequilibrio químico.

Además, esa disminución de oxígeno favorece la retención de CO2 en el agua, y con él, la disminución peligrosa del pH y consecuentemente el KH del medio.

3º Proliferación de organismos patógenos

Con un aumento de las temperaturas determinados patógenos como protozoos y bacterias perjudiciales, incrementan su tasa de multiplicación (a la vez que aumentan el consumo de oxígeno y producción de desechos). Esto, unido a la supresión del sistema inmunológico de los peces por el estrés, conlleva un aumento en los contagios de enfermedades en nuestro acuario.

De hecho, enfermedades protozoarias como el famoso punto blanco (Cryptocaryon irritans) se relacionan estrechamente con aumentos en la temperatura del acuario y picos de estrés en nuestros peces.

CÓMO DISMINUIR LA TEMPERATURA DEL ACUARIO

A continuación, hablaremos de algunos trucos y consejos que deberíamos aplicar para mantener controlada la temperatura de nuestro acuario en épocas de calor:

1º Ventilar la zona

Esto es algo que cae por su propio peso, pero muchas veces se nos puede pasar por alto, sobre todo a la hora de instalar un nuevo acuario en algún emplazamiento.

Debemos intentar mantener la zona donde tengamos el acuario bien ventilada, evitando las habitaciones muy cerradas donde se acumule mucho calor y CO2 perjudicial para nuestro sistema. A ser posible, debemos evitar habitaciones sin ventanas y muy pequeñas, donde se condense mucho el aire.

2º Cuidado con apagar los calentadores

En ciertas zonas geográficas los gradientes de temperatura pueden ser muy grandes y puede que suban mucho las temperaturas durante el día, pero bajen bastante durante la noche. Si durante las horas de calor apagamos los calentadores, pero los mantenemos así durante todo el día, por la noche es posible que las temperaturas bajen bruscamente.  Sin el calentador no se podrán amortiguar estas oscilaciones tan bruscas y eso puede dañar a nuestros peces e invertebrados en el acuario.

Sin embargo, si vivimos en una zona donde las temperaturas se mantienen altas durante las 24 horas del día y el gradiente no es muy marcado, en ese caso sí podemos apagar los calentadores, ya que no nos harían falta para calentar el agua y así evitaríamos además un consumo innecesario de electricidad. A su vez, también evitaríamos posibles sustos de termocalentadores defectuosos o que funcionen mal que sobrecalentaran el acuario en caso de malos funcionamientos.

3º Retirar tapas del acuario

Si tenemos tapa en el acuario es recomendable retirarla y reemplazarla por alguna malla para evitar que salten los peces o dejar alguna zona de ventilación abierta en dicha tapa. Así evitamos la condensación del agua y el calentamiento en esa zona, y permitimos el leve intercambio gaseoso y oxigenación que pueda haber entre aire/acuario.

En caso de no poder quitar la tapa por tener la iluminación integrada, por ejemplo, con fluorescentes T5, siempre se pueden generar entradas de ventilación para ese cometido.

Otra opción muy viable es reemplazar la iluminación por tiras LED en carcasa rígida utilizando para sostenerlas distintos soportes, como los soportes transparentes para tiras LED ICA, opción económica que nos puede resultar de mucha ayuda en estas ocasiones.

4º Potenciar oxigenación

Dado que la subida de temperatura afecta mucho a la cantidad de oxígeno disuelto en el acuario – y esto es uno de los puntos más peligroso – podemos colocar las salidas de agua de nuestros filtros cerca de la superficie, generando una turbulencia y una ruptura de la capa superficial. De esta forma favorecemos el intercambio gaseoso, con la consiguiente entrada de oxígeno y salida de exceso de CO2, y además, con ese movimiento producimos un leve enfriamiento por esa constante mezcla de agua de zonas más bajas con zonas de agua en contacto con el aire ambiental.

Esto mismo aplica a si tenemos bombas de movimiento en el acuario. Situándolas cerca de la superficie generando una leve turbulencia vamos a favorecer el intercambio térmico y el intercambio gaseoso.

5º Utilizar dispositivos de enfriamiento

Las opciones más sencillas y económicas dentro de los dispositivos de enfriamiento son los ventiladores. Existen ventiladores adaptados para acuarios que se sitúan en la superficie de estos haciendo que corra el aire y enfríe levemente la primera capa de agua. El aire además mantiene en movimiento esta capa, lo que favorece en algunas zonas la turbulencia y el intercambio gaseoso.

Junto al uso de los ventiladores siempre es muy buena opción, casi diría que obligatorio, aumentar y optimizar el flujo interno del acuario, aumentando el movimiento de agua en el interior para que no se generen estratificaciones por las temperaturas, y así toda la superficie de agua que vayan enfriando los ventiladores, pueda distribuirse por todo el acuario generando un enfriamiento global, y no solo local.

Sin duda, estos dispositivos son opciones muy económicas que nos permitirán reducir unos pocos grados la temperatura del acuario, pero obviamente, su simpleza debe ajustarse a cada situación, pues en acuarios donde se necesite bajar muchos grados la temperatura, puede que estos dispositivos no sean suficiente y se necesite un equipamiento más potente y sofisticado.

Para esas situaciones más extremas también existen otros tipos de dispositivos, como los enfriadores, capaces de reducir muchos más grados de temperatura y además mantenerla estable a un nivel determinado. Existen diferentes marcas y modelos que nos pueden servir tanto de enfriadores como calentadores, permitiendo un ajuste más exacto de la temperatura. Los enfriadores HAILEA, por ejemplo, son capaces de disminuir en 12°C la temperatura del agua, llegando a un mínimo de 16°C. Esto es ideal tanto a la hora de bajar la temperatura en un acuario tropical, como a la hora de querer mantener acuarios de otras características, como por ejemplo acuarios con especies atlánticas que necesitan unas temperaturas inferiores.

Sin duda esta opción es una de las mejores a pesar de no ser tan económica como otras, pero dada la tendencia de las temperaturas y las cada vez más frecuentes olas de calor, los enfriadores son una muy buena inversión de futuro si queremos mantener un acuario en buenas condiciones en épocas problemáticas.

QUÉ NO HACER PARA DISMINUIR LA TEMPERATURA DEL ACUARIO

En cualquier caso, y para concluir con este artículo, lo que no es recomendable hacer, a pesar de que sean prácticas bastante recurrentes es lo siguiente:

a) Nunca hacer cambios de agua con agua más fría para bajar la temperatura

Siendo un poco flexibles, sí, se puede hacer un cambio de agua con un agua que esté 1 o 2 grados por debajo de la normal, pero en ningún caso es recomendable bajar más de 5 grados en un corto periodo de tiempo (por ejemplo, menos de 2 horas). Este shock térmico repentino muchas veces en mucho más peligroso que tener un grado o dos grados de más en el acuario de forma sostenida. Además, recordemos que cuanto mayor sea el cambio de agua, más brusco será el cambio de parámetros, por lo que mayor estrés producirá en el sistema en general.

b) Nunca meter hielo en el acuario, ni en forma de cubitos ni en botellas congeladas en sumps

Tampoco es recomendable meter hielo en el acuario, ni en forma de cubitos ni con las muy utilizadas botellas de agua congeladas, precisamente por la misma razón que la expuesta anteriormente. Además, con una mala circulación de acuario, si introducimos hielo, este puede generar un gradiente térmico mucho más marcado, simulando lo que en naturaleza se conoce como “termoclina” que es una capa de separación de dos masas de agua con temperatura muy distinta, lo cual a los peces que se expongan a ella no les resultará muy beneficioso.

Conclusión

Sí, estos son métodos que pueden parecer útiles para disminuir unos cuantos grados la temperatura de forma instantánea, pero no son nada recomendables, porque el desbalance o gradiente térmico que esto genera es demasiado brusco y puede estresar y afectar fisiológicamente a los peces de forma negativa, dejándolos más expuestos a enfermedades. Por ello, aunque sea una práctica que se lleve haciendo mucho tiempo, en muchos casos sin aparentes problemas, es mejor ser precavidos y dejar de hacerlo, ya que mejor prevenir que curar. Recordemos que tenemos múltiples opciones y trucos para combatir las altas temperaturas de forma más gradual y segura… ya saben, puede que simplemente sea necesario un extra de ventilación y turbulencia en superficie, puede se que necesite colocar unos cuantos ventiladores o incluso puede que sea buena idea instalar un enfriador, siempre atendiendo a las necesidades de cada uno de nuestros acuarios.

BIBLIOGRAFÍA

Jokiel, P. L., & Coles, S. L. (1977). Effects of temperature on the mortality and growth of Hawaiian reef corals. Marine Biology43(3), 201-208.

Jones, R. N., Brush, E. G., Dilley, E. R., & Hixon, M. A. (2021). Autumn coral bleaching in Hawai ‘i. Marine Ecology Progress Series675, 199-205.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.